Blogia
NieveVoladora

Tu ven, que yo ya veré

Tu ven, que yo ya veré Es muy bonita la amistad y cuando pasas un tiempo careciendo de ella te das cuenta de lo importante que realmente es, y no dudas en cuidarla cuando la vuelves a encontrar.

Intentas ver a esas personas que llena tu vida siempre que puedes, e intentas que las cosas no se queden en un simple rato, procuras de vez en cuando verte, hablar en algún momento por teléfono, mantener relación a través de alguien, no dejar que las cosas se enfríen demasiado tiempo.

Con la vida actual que llevamos, casi no nos queda tiempo ni para nosotros mismo, pero si algo he aprendido con el paso del tiempo, es que igual que es importante poder dedicarte un tiempo a ti mismo, también lo es poder dedicárselo a los demás.

Cuando hablo de la amistad intento siempre hablar en singular, porque realmente la amistad es una cosa de uno a otro, no de uno a una multitud, o de una multitud a uno, al menos así lo pienso yo….

Pero de repente llega un día, en el que solo uno se preocupa de regarla y se molesta de desplazarse para que no se pierda la comunicación y lo mucho o poco que haya, y escribe mensajes o e-mail, o intenta saber de la otra persona de cualquier manera, entonces en ese momento la cosa ya no parece tan bonita.

Todo el mundo está ahí para cuando lo necesitas (eso me lo han dicho muchas veces), pero siempre tienes que ser tú (se supone que como tú eres quien necesitas a alguien te tienes que molestar en pedir esa ayuda o esa atención aunque te estés ahogando en un charco de fango) el que procure ir a todo ese mundo? La cosa no es tan agradable y acaba por cansar, el subir una y otra vez la montaña (sobre todo si llevas una gran mochila a la espalda) en busca de algún consuelo, o en busca de alguna señal…llega un momento que piensas que solamente es a ti a quien le importa realmente seguir manteniendo algo (y que lo que te pasa, posiblemente solo te preocupe a ti), y si realmente la otra persona esta tan a gusto en su mundo de luz y color que no te necesita a ti en el para nada? Entonces se te van quitando las ganas de ir a llevar tus piedras contigo hasta su encuentro, de hacer llamadas, de escribir mensajes en botellas que no importan al puerto que lleguen…se te va quitando las ganas, hasta que desaparecen por completo, entonces te sueltan algo así como: es que si una persona está conmigo y al día siguiente no vuelvo a saber de ella, que clase de amistad es esa??? Como que que clase de amistad es esa!!! Quizás la que tú hayas buscado, conseguido y pedido a esa persona!!! No crees?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Gem@ -

La amistad en algo que si no se cuida va muriendo, pasa con el amor, las relaciones, con todo...
Aquí también con los amigos blogueros, un día no puedes entrar... al otro no te da tiempo a mirar su blog... al otro lo lees pero da pereza comentar... pasa en todo, Y las situaciones como bien comentan que van cambiando, de todas formas queda el recuerdo, aunque no, nos de tanta vida recordadar como disfrutar.
Por cierto... ¿sabes algo de nuestro amigo común Blackwings ?
Un besazo princesa

Santino -

Realmente las amistades hay que trabajarlas y debe ser algo mutuo. Este año por ejemplo estoy muy ocupado estudiando oposiciones: no tengo tiempo para salir de casa ni quedar con los amigos. En parte me da mucho miedo perderlos, pero es que no me queda otra alternativa.

No sé si con el tiempo los perderé o qué pasará, pero estoy convencido de que los amigos de verdad de toda la vida existen. Lo que ocurre es que tener una amistad como esa es tan difícil como encontrar al amor de tu vida. Pero he visto cosas que me lo confirman: no es posible que algunas personas hagan determinadas cosas por otras personas si detrás no hay una amistad profunda. Quizá sean los menos, pero son muy afortunados.

Un saludo.

napi -

La amistad... he sido, he creído y la he mandao a la mierda... y me jode por el tiempo que perdí pero...aprendí mucho y fui muy feliz, entonces bien estaba. los amigos se van cambiando porque nosotros y nuestras situaciones también lo hacen y hay que evolucionar. no te ha pasado que tu amigo/a de la infancia dejó de serlo al crecer? lo importante es poder tener a alguien que te entienda y con quien poder desahogarte, no encerrarte en ti mismo. y no olvides que a veces la gente es egoísta y dice cosas que no siente realmente y por orgullo la cosa se distancia. chica no sé qué me has dado que estoy aquí colgada todo el día!pero miro esta dirección y si hay algo nuevo encantada...mi mayor abrazo!!! :)

elbucaro -

TE comprendo perfectamente, a mi me pasa muchas veces eso de regar las amistades y no ver respuesta, pero si pienso que vale la pena...sigo! Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres